¿Cuál es la cubierta de vidrio ideal para tu piscina?

cubierta de vidrio grande para piscina en exterior

Junio es el mes que da comienzo al verano, o eso dice la teoría. Para zonas como Galicia, no importa en qué estación del año nos encontremos, ya que la lluvia y el viento son algo para lo que siempre debemos estar preparados. No queremos que nos estropeen el ocio, al fin y al cabo. No te preocupes, en Vidrios Coruña contamos con amplia experiencia como instaladores de cristalería, ¡y eso incluye las cubiertas de vidrio para piscinas en exterior!

Las cubiertas de vidrio son una solución ideal para proteger tu piscina de cualquier agente que pueda ensuciar y contaminar el agua y para alargar tus meses de chapuzones. Seguro que te suenan las cubiertas ordinarias de polietileno o vinilo, pero no son los únicos materiales con los que se pueden construir, mucho menos los más estéticos. El vidrio también sirve para estas instalaciones, con un impacto visual mínimo en tu jardín. Es decir, no va a quitarte luz incluso estando en la piscina, ni tampoco obstruirá la visibilidad en el exterior de tu hogar.

Pero esto es sólo la punta del iceberg. En realidad, hay varios tipos de cubiertas de vidrio que puedes instalar en tu piscina en función de sus dimensiones, o incluso las del jardín. ¿Quieres cubrir sólo la piscina o también la zona de las tumbonas? A lo mejor estas cuestiones no resultan tan fáciles de responder al principio, pero descuida, nosotros te contamos todo lo que necesitas saber sobre tu cubierta de vidrio para piscina.

Las cubiertas planas son las más discretas

piscina cubierta

Si lo que quieres es una opción discreta, que apenas se note en tu jardín y tampoco ocupe espacio de más, entonces buscas una cubierta de vidrio plana. Como bien indica su nombre, es un conjunto de paneles de vidrio que se instalan sobre la piscina, cubriéndola por completo sin desentonar con el resto del espacio. En cierto modo, es como si cerraras tu piscina con una tapa hecha a medida.

Por supuesto, no es una comparación que le haga justicia, y es que los mecanismos de apertura y cierre de estas cubiertas para piscina son más complejos que el de una simple tapa. Dependiendo del modelo, se tratará de uno retráctil o de un pequeño techo que puedes abrir hasta la distancia que consideres oportuna. Además, este tipo de cubiertas son pisables, cabiendo la posibilidad de utilizar un vidrio de seguridad como recubrimiento.

Como la manipulación de estas cubiertas es más compleja, son también más seguras para los habitantes de la vivienda, especialmente los niños y las mascotas, evitando que nadie use la piscina sin la supervisión adecuada.

Una combinación ideal entre estilo y funcionalidad

flotador amarillo

Si las cubiertas planas no te convencen para instalar en tu piscina, ¿qué tal las bajas y medias? Hablamos de dos tipos de cubiertas de vidrio distintas, pero cuyas características y ventajas son muy similares. La principal diferencia es esa, el tamaño y espacio que va a ocupar en tu jardín, además del grado de visibilidad que quieras tener.

Una ventaja muy interesante que ofrecen estos dos tipos es que no tienes por qué abrirlas por completo siempre que quieras darte un chapuzón. Las cubiertas de vidrio bajas y medias dejan suficiente espacio entre su techo y el agua como para que puedas nadar sin inconveniente ni miedo a darte un golpe por accidente. Esto es muy cómodo en el caso de las cubiertas medias, pero algunos modelos de las bajas también te permiten esta oportunidad. Así, tu temporada de baño es más larga, ya que la puedes empezar y terminar hasta en los meses más frescos.

Además, como pueden cubrir la piscina mientras te bañas, ofrecen un plus de seguridad relevante, ya que te protegen mejor de los rayos del sol. La luz solar es muy traicionera, incluso cuando el día está nublado, por lo que nunca está de más contar con esa medida extra para evitar quemaduras en la piel.

Las cubiertas de vidrio altas, las más seguras para tu piscina

cubierta alta para piscina

En el otro extremo de la balanza tenemos las cubiertas altas de vidrio para tu piscina. Estas coberturas, como bien indica su nombre, son las de mayor tamaño y generalmente cierran por completo la zona de la piscina. Con esto no queremos decir que tu piscina pase a estar en el interior de la vivienda, ya que esta permanece en el jardín, sólo que ahora queda cerrada de manera que la suciedad y la lluvia no pueden causar ningún estrago. Por tanto, es también la opción más segura para todos los habitantes de la casa.

De hecho, no sólo lo es gracias a un mejor control del espacio. Gracias a la cobertura acristalada, las cubiertas altas para piscina ofrecen una protección óptima contra la luz solar. Y, por supuesto, también ofrece el mayor confort posible, pudiendo bañarte incluso cuando el mal tiempo hace acto de presencia, que aquí en Galicia no es extraño. ¡Esto significa que puedes alargar la temporada de baño tanto como quieras! Es una solución ideal ante el frío, ya que te evita tener que instalar un sistema de climatización.

Lógicamente, este tipo de cubierta es la que mayor impacto visual tiene en tu jardín. Algo que, por suerte, podemos mitigar con un diseño acorde al resto de la vivienda. Mediante una instalación de carpintería metálica, el resultado final es elegante, realzando el aspecto de la zona exterior de tu hogar. Y, como la cubierta estará compuesta por vidrio, no perderás luz en los espacios que más la necesitan, como la cocina o el salón.

La alternativa ideal para nadar cuando tú quieras

ocio en piscina

Sin duda alguna, poder extender la época del baño es un punto a favor que no debes pasar por alto. Son muchas las personas incapaces de decir que no a un buen chapuzón, y gracias a una cubierta de vidrio para piscina, esa gente no tiene por qué contenerse. Esto va, sobre todo, por los pequeños de la casa, que nunca ven el momento de esperar antes de tirarse de cabeza al agua. ¡Una cobertura como las que te hemos contado se convertirá en su mejor amigo!

Por supuesto, no es la única ventaja que las cubiertas de cristal te aportan. Y es que, independientemente de su tamaño y tipo de cierre, te ofrecen también una menor acumulación de suciedad. Esto no quiere decir que ya no tengas que volver a limpiar la piscina nunca más, pero los restos orgánicos como las hojas, el polen o las precipitaciones, que traen consigo agua impura, ya no te supondrán ningún problema. Esto es relevante, y es que así, reduciendo el nivel de suciedad de tu piscina, reduces también el riesgo de irritación e infecciones. El baño tiene que ser un momento de ocio para toda la casa, y prevenir en salud es la mejor manera de garantizarlo.

Si quieres instalar una cubierta de vidrio para tu piscina, en Vidrios Coruña te asesoramos.

Scroll al inicio